¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que el tiempo es oro y a veces tardo semanas en visitaros, pero lo termino haciendo, podéis seguir dejándome los comentarios que en cuanto tenga tiempo, seréis los primeros a los que buscaré.

"El arte de las palabras".

2 de mayo de 2016

Ayer...

Ayer era el día de la madre y yo no tuve a mis tres bebés conmigo, Napoleón, Winnie, Coco, ellos no estuvieron en presencia pero se que estuvieron en mi pensamiento como lo están cada uno de los días de mi vida, como lo estarán el resto de ella.


A veces, no pensamos en el camino que estamos recorriendo, pero llega y cuando acaba, aunque duela, sabes que valió la pena haberlo caminado, eso me pasó con mis tres bebés, puedo decir que hice muchas cosas buenas en mi vida, pero tenerlos a ellos tres no lo hice bien yo, sino que fue lo mejor que me ha podido pasar en la vida.

Napoleón era un locuelo, nunca se separaba de mí, fue un regalo de mi abuela por mi 18 cumpleaños después de llorar y llorar a mis padres porque quería una cobaya, y llegó a casa y lo llenó todo de luz durante 5 años, aunque mami era inexperta en su cuidado, aunque probablemente cometí muchos errores que ahora se por experiencia, porque una no nace siendo madre, lo que estoy segura de que Napoleón tuvo fue mucho amor. Cuando le limpiaba la jaula corría a mi alrededor, saltaba por encima y mami lo mimaba, lo acariciaba, lo cogía entre mis brazos y sentía una paz que nadie más en ese momento me podía dar, lo ame durante esos 5 años, me destrozó el corazón con su partida y... sin embargo, volvería a ser madre, volvería a vivir todos los momentos, por tenerlo otros 5 años conmigo.

Winnie fue diferente, en un momento malo de mi vida, cuando ya no lo esperaba, mis familia me dio esa sorpresa por Navidad, mi cara debía ser un poema cuando me levanté y lo vi, tan pequeña, tan blanquita, tan dulce, tan cariñosa. Se que el destino quería que estuviera poco tiempo a mi lado, pero también se que en su cuerpecito de bebé, le dimos todo lo imaginable porque se quedara con nosotros, porque resistiera un día más, y ella se quedo dos meses conmigo, mi princesa, mi dulce niña, volvería a repetir la experiencia porque se que aunque dolió, y mucho el no poder darte amor durante más tiempo, porque me quedaba mucho cariño para demostrarte, muchos mimos, muchos abrazos, porque quería verte crecer, no pude, pero volvería a hacerlo, porque ser madre contigo fue una superación para mi, fue una lucha y me demostraste que hay que vivir peleando siempre por estar al lado de las personas que te aman.

Coco llegó mientras todavía lloraba a Winnie, él era el lloroncete que no dejaba de quejarse en cuanto le tocaba, traía tantos miedos y le costó tanto hacerse a mi, los meses últimos ya venía si le llamaba, se subía encima, comía de mi mano, saltaba encima cuando abría la jaula, y se fue, tan rápido y apasionado como llegó, se fue, y mi corazón quedo dividido en tres pedacitos, mientras le abrazaba, le decía que le quería y que por favor resistiera que pronto nos iríamos a casa juntos, y lloré, lloré su ausencia, lloré el no darme cuenta de que estabas malito porque no te quejabas, fuiste fuerte siempre, nadie pensaba que mientras corrías, saltabas, yo te mimaba y juntos vivíamos una vida de amor, había una piedra que se hacía en tu pequeño riñón, podía haberme enfadado con la vida por separaros a los tres tan pronto de mi, pero no lo hice, he rezado por vosotros, porque me esperéis, porque un día volvamos a encontrarnos, he rezado porque Lassie os este cuidando y Happy os persiga a todas partes, Dany incluso dijo que Bartolo estaría por allí con vosotros, espero que no se pase que me ha dicho que es muy juguetón.

Bebes, mis bebés, mis hijos, mis niños queridos, os amo, y os amaré el resto de mi vida, y ayer, fue un día doloroso, porque no estabais a mi lado, pero hoy, hoy he pensado que siempre estáis y que si hablo de vosotros, lo estaréis más todavía.

Abuelos, tíos, mimármeles mucho por favor, protegerles porque dentro de mucho, mucho tiempo, cuando tenga que reunirme con todos, os estrecharé en mis brazos y nunca más nos separaremos.

Os amo, no lo olvidéis nunca.

Se aprende con la vida

Hace tiempo escribí esto y he pensado que alguien lo necesitaría leer.


He comprendido que no hay nada como un abrazo sincero, no hay nada como un amigo que se preocupe por ti cuando realmente estas mal, no hay nada como las personas que no intentan echarte la culpa de sus problemas. 

He aprendido que si alguna vez te acusan de no dar lo suficiente, tal vez esas personas deberían pensar que han dado ellos ha cambio.

He aprendido que la persona que dice te quiero demasiado pronto, miente, que la que dice que confíes es en la que más tienes que desconfiar, las palabras cariñosas son muy fáciles de decir, las difíciles son las que pocos dicen y el que los dice es porque es un valiente. He sido inmensamente feliz y lo seguiré siendo con los que jamás han pedido nada y me han dado mucho, han aprendido a quererme a mi, como soy.

Tengo gente a mi lado que siempre es valiente para decirme las palabras difíciles, para decirme cuando me he equivocado, cuando no debí confiar... y lo que más duele es que en este caso tuvieron razón, pero he aprendido a ser fuerte, a ver lo que de verdad son problemas y cada uno encontrara lo que busca.

¿Aposte? si, demasiado y perdí pero viví, lo intenté y sentí. ¿En esta vida todo el mundo puede decir que sintió, amó, confió, vivió? Lo dudo mucho, si eres uno de ellos o una de ellas, sigue haciéndolo aunque las cosas no siempre vayan bien, porque eres especial y es lo que te diferencia de los demás.

RECUERDA: Afronta las cosas de cara y sigue caminando con una sonrisa.


24 de abril de 2016

Se acabó

Esto es algo que escribí hace unos años y que hoy, quería dejarlo plasmado en el blog por si alguno estáis viviendo esto:




Solo cuando no quedan palabras nos acordamos del silencio, y cuando alguien se va nos acordamos de las cosas que nunca dijimos y deberíamos haber dicho. Pero, hay días en que es mejor guardar las palabras, yo debí haberlo hecho a veces, porque las personas confunden el hablar con ser fuerte, que yo le diga a alguien que debe seguir con su vida, no implica que siga con su vida sin tenerme a su lado, pero tampoco implica que si toma esa decisión yo deba seguir llorando.

Aprendí a esperar, pero a veces la espera tampoco sirve de nada, porque esperamos a que las cosas pasen, se enfríen, se distancien, y conseguimos que se alejen a su vez.

Aprendí a querer, porque querer implica comprender, esperar, sentir y decir cuando se considera oportuno, para mi decir a alguien un te quiero no debe ser una costumbre, y no debe decirse porque toca en ese momento, y protegernos a nosotros mismos no enamorándonos de quien ama a otra persona, no es malo, es humano, aunque a veces de lo mismo que intentes huir, es justamente lo que te pasa.

En la vida no hay buenos ni malos, solo personas con visiones distintas de las cosas.

Mi visión ahora mismo es que debo quererme a mi misma para poder querer a los demás, lo decidí antes de irme de vacaciones y hoy más que nunca, esta noche lo reafirmo. No se puede estar pensando en lo que se perdió, en lo que no llegó, en lo que no se dijo... porque sino lo hiciste en ese momento de poco importa que lo hagas ahora, ya es tarde y a veces ni tiene sentido.

Os dejo mi silencio, para que aprendáis a quereros, porque mis palabras, hoy, quieren decir mucho y a la vez nada.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...