¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger
Si me visitas, coméntame y déjame tu enlace, son muchos blogs los que sigo, puede que no pueda encontrar el tuyo. RECUERDA: Siempre devuelvo la visita.

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

El blog va tomando ya su ritmo, al menos irán saliendo entradas cada día, todos seréis visitados.

Muchas gracias por vuestra comprensión, espero poder pronto retirar este cartel, e irme recuperando.

24 de abril de 2014

Fofucho informático


Bueno, después de ese capítulo tan grande, hoy os dejo de nuevo unas cuantas manualidades, que se me acumulan jejejeje.

Es el paso a paso de un fofucho informático que hice para el novio de mi hermana, él va a graduarse en Junio de ingeniería informática, y quiere trabajar en google, así que mezclé todas esas cosas y esto es lo que salió, espero que os guste.













¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•

Si te ha parecido útil este post, no te olvides de unirte a nuestra página de facebook "EL ARTE DE LAS PALABRAS" y "AMISTAD SIN FRONTERAS" , allí encontrarás cosas que también pueden serte de utilidad.
Recuerda realizar un comentario en esta entrada, todo blog se alimenta de opiniones.

Además, no te olvides que puedes comprar nuestros libros Isemay en papelLatidosGuerrera Luna, Isemay en amazonUn encuentro esperado y Ateo de Amor. Pincha encima de sus nombres para acceder, mirar no cuesta nada. 

Y os recomiendo seguir el blog que amadrino, RELATOS PARA TODOS.

Un besazo.

23 de abril de 2014

Una nueva vida- Capítulo 10.5



Cuando Ascra regresó, José la pidió que llamara al médico y que le avisara de lo que la ocurría, que cuando el coche le llevara a su casa, le devolvería a la puerta de Ascra para que cuando tuvieran noticias del médico se las mandaran. Ascra asintió, y José se marchó.

— Ya se fue- comentó Radians abriendo los ojos

— Si mi hija, vaya susto que nos has dado, sino llega a ser por el señorito José te podrías haber hecho daño

— El señorito José, es por el por lo cual estoy herida

— Pero hija, a lo mejor no es tal y como lo recuerdas- le defendió

— Madre, déjeme descansar

— Llamaré al médico- la dijo saliendo de la habitación

— Madre, no hace falta- la hizo volverse por la frialdad de sus palabras- me repondré pronto

— Debemos enviarle un parte médico al señorito, él lo pidió y es lo mínimo que podemos hacer por él

— Dile al cochero cuando vuelva que me desperté, que no me dolía nada y que fue un simple mareo. Si quiere un parte médico que cheque a su prometida o se cheque la cabeza que lo necesita

— Mi hija...

— Madre, hágame caso, dígale que no fue nada, el viaje del médico sería en balde, no pienso dejar que me revisen.

22 de abril de 2014

Una nueva vida- Capítulo 10.4



José miró extrañado a Ascra como si supiera que ella sabía lo que estaba pasando, no quiso forzar la situación, se disculpó de Lidia y dijo que les acompañaría hasta su casa.

— No hace falta, señorito José, Matías nos puede acompañar- seguía replicando Ascra

— Su hija se ha desmayado en mi casa, y me quedaría más tranquilo si yo mismo la llevara hasta su cama, en el buen sentido de la palabra- explicó

— Querido, no insistas, a lo mejor la señorita Radians no se siente bien si al despertar se encuentra a su patrón allí

— Prefiero acompañarlas yo- la beso en la mejilla

Y así lo hizo, las acompañó a casa, pues Ascra sabía que por mucho que replicara él las acompañaría, José cogió a Radians en brazos y la llevó hasta el coche, que ya estaba listo, la acomodó en el asiento y les pidió que esperaran un momento, subió hasta su habitación, revolvió en su maleta y encontró el libro, ya viejo y roto, que una mañana la había regalado. Lo sacó y se lo guardo en la chaqueta, se lo dejaría encima de la cama. Pero antes de montarse otra vez en el coche, cogió una pluma y en la primera hoja escribió. “Esto te pertenece, mi princesa” 

El coche salió de la hacienda, y se dirigió a casa de Ascra, cuando llegaron allí, Radians aunque ya había recobrado el conocimiento, siguió haciéndose la dormida, no quería abrir los ojos, pues tal vez él la pidiera explicaciones o la preguntara cosas y ella no quería eso. Radians sintió otra vez la protección que sentía entre sus brazos, José la abrazaba con cariño y la miraba su cara pálida, pues notaba sus ojos sobre su rostro. 

Cuando el coche se paró delante de la casa de Ascra, esta abrió la puerta y le indicó a José que la dejara en el sofá, pero este la dijo que la llevaría hasta su cuarto, entró en el cuarto y la tumbó sobre la cama, apoyando su cabeza en la almohada con mucha suavidad, después, pidió a Ascra que trajera alcohol para despertarla y cuando esta se marchó a por el alcohol, José escondió debajo de la almohada el libro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...