¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que el tiempo es oro y a veces tardo semanas en visitaros, pero lo termino haciendo, podéis seguir dejándome los comentarios que en cuanto tenga tiempo, seréis los primeros a los que buscaré.

"El arte de las palabras".

29 de marzo de 2015

Una nueva vida 59.5

  
— Radi- grito Ascra corriendo hacia ella- Radi- grito de nuevo y José la ayudó a bajar del caballo y vio a su prometida correr hacia su madre

— Madre- la abrazó Radians- no sabía que estabas aquí

— Roller nos mandó traer, sabía que tu querrías que viniéramos, además José nos ha contratado- sonrió y la revolvió el pelo a su hija- cada día estás más hermosa

— Padre- corrió Radians hacia Nicolás que salía de la casa y cuando llegó hasta este Nicolás la levantó en brazos y la hizo girar en el aire- te he echado mucho de menos- rió cuando este la puso en el suelo

— Yo a ti también- la sonrió su padre besándola en la mejilla- Amadeo me dijo que vendrían lo antes posible, deberás disculparles pero él y Micaela ya se han casado

— Radi- habló con asombro Micaela detrás de ella- no puedes ser tu- se la cayeron las lagrimas y Radians abrazó a su amiga

— Miky, estoy enfadada contigo- dijo abrazándola más fuerte- debías haberme dicho que te casabas

— Tu tampoco me lo ibas a decir a mi- la regañó su amiga- además fue todo muy precipitado- fue su manera de pedir disculpas a su amiga

— Esa prima- grito Amadeo desde lejos dejando una cesta que llevaba de fruta y corriendo hacia ella- primita- grito de nuevo antes de alzarla en alto y estrecharla entre sus brazos- cuanto tiempo- sonrió

— Espero que estés cuidando a mi amiga, porque sino voy a tener que regañarte- le recriminó a su primo

— Esta muy bien cuidada, la que no me cuida tanto es ella a mi, hace unas comidas asquerosas

— Igual que las mías- rió Radians, que sabía que ninguna de las dos había querido aprender a cocinar- es que teníamos muchas cosas que hacer antes de dar esa clase- dijo dirigiéndole una mirada cómplice a su amiga

— Radians- la habló José desde el caballo saludando también desde allí a sus amigos- debemos seguir hasta la casa, luego les verás- dijo mientras Radians se despedía y se volvía hacia él que la alzó de nuevo en brazos y la colocó delante de él sujetándola con los brazos alrededor de su cintura- ¿estas feliz?- la preguntó José al verla tan sonriente

— Claro que estoy feliz- dijo mirándole- y todo gracias a ti- se interrumpió- cuando me fui nunca creí que volvería a ver todo esto y ahora estoy aquí

28 de marzo de 2015

Una nueva vida 59.4


En ese momento Radians recordó que en todos los carruajes dentro siempre había un arma y le pidió a Dolinda que ambas la buscaran, Radians era muy buena tiradora, acertaría a un hombre a más de cien metros. Cuando la encontraron, Radians colocó a Dolinda frente a ella y la pidió que se calmara.

— Está bien- le dijo a José uno de los hombres- sigan el camino, parecen de una familia importante

— Gracias- dijo comenzando a andar pero todos se pusieron a los lados del carruaje, Radians vio por fín la cara de José cerca de su ventanilla, la miró y la sonrió para calmarla.

El resto del viaje surgió sin incidencias, incluso Radians guardó el arma donde había estado antes y Dolinda se quedó dormida en el sillón de al lado. Minutos después oyeron voces de los aldeanos del pueblo que se acercaban a ellos gritando.

— Mateo- grito Matías y Radians distinguió la voz de su amigo- ¿habéis tenido un viaje sin incidencias?

— La verdad es que nos encontramos a unos asaltadores, pero decidieron dejarnos marchar sin pelear- le comentó Mateo

— ¿Vienen todos?- preguntó Matías al ver tantos carruajes

— Si, vienen todos, incluso Radians- sonrió Mateo al ver la sonrisa de Matías- bueno ahora es la prometida de José

— Yo sabía que tarde o temprano ellos se casarían- sonrió Matías- compañero- estrecho la mano a José- felicidades por tu compromiso, ¿dónde está la prometida?

— Aquí estoy- gritó Radians asomándose por la ventanilla y Matías se acercó, Radians hizo parar el carruaje y saltó de el abrazando a Matías- me alegro de volver a verte- le sonrió

— Felicidades por tu compromiso, te llevas a lo mejor de la familia- miró a su amigo al que tenía un gran afecto

— Matías, ¿me llevas en tu caballo?- le preguntó porque antes se lo había preguntado a José y este se había negado

— Ya te dije que no- la regañó José

— Pero quiero saludar a mi gente- replicó ella- por favor- le miró con ojitos tiernos

— Está bien- la sonrió- ven aquí- dijo alzándola en brazos y colocándola delante de él- estas muy malcriada- la regañó

— Y a ti te encanta darme caprichos- le sonrió ella mientras miraba a toda la gente que se congregó allí para saludarles

27 de marzo de 2015

Una nueva vida 59.3


Días más tarde Radians y José salían de la ciudad y se dirigían a la hacienda, Radians iba dentro del carruaje con Roller, Dolinda y Lorena mientras que Eduardo y José se encontraban fuera, ya que preferían vigilar desde el caballo, Radians lo echo de menos en el trayecto, aunque llevaban otros carruajes, en uno de ellos iba Irene con la pequeña Lisi, Nicolás y Quitón, mientras que Simón les seguía fuera a caballo con los demás hombres de la familia. En otro de los carruajes estaban Medina que llevaba en brazos a Clarisa y Sajira que llevaba a Megane dormida en el asiento de al lado apoyando la cabeza en sus piernas.

El trayecto duró varias horas, Mateo se asomó de vez en cuando por la ventanilla del carruaje en el que iban sus nietas, para ver que tal estaban, tuvieron que hacer cuatro altos, ya que Sajira comenzó a tener nauseas. José aprovechaba esos momentos para ver que tal se encontraba Radians y si todo iba bien.

Cuando ya quedaba poco para llegar Roller decidió salir del carruaje y montar uno de los caballos, igual que Nicolás, Diego cogió a Quitón delante de él porque este se quejaba de aburrimiento. Después poco antes de que entraran en el pueblo, Lorena le pidió a Eduardo que la montara delante de él y este así lo hizo.

Cuando quedaba escasamente una hora para llegar al pueblo, Radians notó como los carruajes se detenían pero al contrario que las otras veces, nadie les dijo que era porque Sajira tenía nauseas. Dolinda y ella se miraron y comenzaron a impacientarse cuando oyeron voces de hombres no conocidas fuera.

— ¿Llevan mujeres?- oyó por fin Radians que uno de los hombres les decía

— Son nuestras mujeres- contestó José- dejadnos seguir el camino

Radians asomó un poco la cabeza por la ventana y vio que José se agarraba la pistola, también vio como Eduardo retrocedía hasta el carruaje en el que iba Irene y escoltado por otros hombres que José había pagado para que fueran su escolta, la hizo entrar en este y después cerró la puerta, del mismo modo, Diego hizo con Quitón. Roller se colocó delante de la puerta del carruaje de ella y la observó, también agarraba su arma, Radians comenzó a impacientarse y pensó que si les ocurría algo a los hombres ellas quedarían indefensas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...